Con más de 75,644 contagios de COVID-19; 2,790 fallecidos, y 9,166 casos activos, que se extienden en forma alarmante a más de siete mil comunidades rurales a nivel nacional, niñas, niños, mujeres, personas de la tercera edad y población médicamente vulnerable sin atención; militarización, despojo de tierras y desalojos, pobreza y pobreza extrema, y el cierre de instituciones como la Secretaría de la Paz –SEPAZ- Secretaría de Asuntos Agrarios –SAA-; y la Comisión Presidencial por los Derechos Humanos, -COPREDEH-, son políticas directas del gobierno que incrementan la incertidumbre en los territorios...


Descargar documento completo aquí.