La última decisión de Morales Cabrera y sus dóciles Ministros, por evitar el ingreso al país del señor Yilen Osorio Zuluaga, investigador de la Comisión Internacional Contra la Impunidad, CICIG, pese a la orden en contrario emitida por la Corte de Constitucionalidad, no es más que otra medida desesperada de un régimen moribundo, que busca proteger a la familia presidencial y adláteres, de la acción de la justicia. Se trata de una medida, angustiosa de un régimen debilitado, impopular y corrupto, que llega a su final, aislado nacional e internacionalmente y con fuerte rechazo de los sectores sociales y populares del país.

TRISTE FINAL_DEL_GOBIERNO_DE_MORALES_CABRERA