El Estado guatemalteco, definitivamente necesita de mayores recursos, para afrontar las grandes brechas sociales que existen, no es posible afrontarlas con un Presupuesto Nacional que apenas representa un 13.5% del PIB (2016), además que carece de: Calidad del gasto, de una serie de medidas de combate a la corrupción, de transparencia fiscal. Igualmente, con una carga tributaria de las más bajas de América Latina (10.4% para el 2016), una política fiscal injusta, inequitativa, regresiva donde prevalecen los impuestos indirectos sobre los directos, que necesita reformarse en forma integral, para que “el que más tiene más pague”,  que la carga tributaria sea creciente, sostenida y progresiva, retomando los principios del Pacto Fiscal (Gasto Publico, Deuda Publica, entre otros).   

Con respecto a la propuesta de reforma tributaria recientemente  presentada por el Ejecutivo al Congreso de la República, y posteriormente retirada,  consideramos que debe analizar en forma profunda, que la discusión debe ser incluyente, amplia  y transparente, donde se puedan escuchar las propuestas y análisis de los diferentes sectores, segmentos de la población, organizaciones sociales del país. Dicha propuesta creemos que carece de integralidad, solo aborda la parte tributaria, dejando a un lado aspectos fundamentales como: Elevar la calidad de gasto, tratamiento de la deuda pública, entre otros.

En relación a la propuesta del Ejecutivo

Se debe realizar una revisión a profundidad de la propuesta realizada, para que no  impacte a la mayoría de la población, como puede ser el incremento propuesto al impuesto específico a la distribución de combustibles derivados del petróleo.

Con respecto a la modificación del impuesto sobre la renta, consideramos importante elevar la tasa del régimen general de actividades lucrativas, que se aplica a las empresas del 25 al 29%. En relación a la propuesta para modificar el régimen del ISR aplicado a las y los trabajadores, pensamos que se debe analizar con cuidado para no perjudicar a la clase media del país.

Igualmente,  respecto al incremento propuesto al impuesto específico a la distribución de combustibles derivados del petróleo, creemos que impactará en lo económico y social a la población empobrecida del país, ya que incrementará el nivel general de precios (transporte público y de mercancías), incrementando la inflación con respecto a los alimentos. Dicha propuesta debe evaluarse y en todo caso descartarse, por lo nociva que pueda ser.

En relación al  incremento a las regalías por extracción de minerales metálicos,   pensamos que el Gobierno debe declarar la moratoria con respecto a las licencias mineras, mientras se define un nuevo modelo de desarrollo del país, y no proponer un aumento a las regalías.

PROPONEMOS:

 IMPUESTO A LA EXPORTACIÓN DEL AZUCAR.

Un impuesto a la exportación de azúcar equivalente a Q1.00 por kilo exportado. Se sustenta en la diferencia entre el precio del kilo en el exterior y el precio en el mercado local (alrededor de Q8.00).  Se estima una recaudación de Q2.77 millardos que será asignada íntegramente para desarrollo agrícola, particularmente a la Agricultura Familiar.

IMPUESTO SOBRE TRANSACCIONES FINANCIERAS.

Proponemos un impuesto sobre las transacciones financieras equivalente a 0.1% sobre el monto  de las transacciones electrónicas y los cheques que superen los Q10,000.00.  

DEVOLUCIÓN DE CRÉDITO FISCAL.

Dichas devoluciones tiene varios problemas que resolver, como: Gran opacidad, discrecionalidad para elegir a quien realizar los pagos, transacciones que no se pueden demostrar, solicitudes anómalas. Derivado a ello proponemos su moratoria, mientras no se cuente con  un registro adecuado, fortalecerse la fiscalización, evitar la discrecionalidad en la elección, determinar a quienes realmente se les debe devolver.

OTRAS MEDIDAS.

Impulsar medidas en la vía de elevar la calidad del gasto, transparencia y efectividad del gasto. A la vez la revisión y supresión de privilegios fiscales.

Reiteramos que el dialogo alrededor de una nueva propuesta de reforma, debe ser incluyente, transparencia y amplia.

alejandro 1