Condena la cobarde acción intimidatoria de la cual fue objeto nuestro querido amigo y prominente defensor de los Derechos Humanos, RAMON CADENA RAMILÁ. No es persiguiendo a los defensores de Derechos Humanos como se terminara la injusticia en nuestra sociedad por el contrario, en cada agresión a un defensor de Derechos Humanos una parte de la democracia se desvanece.

La cobarde incursión a la residencia de Ramón Cadena, no es más que un mensaje de los sectores oscuros y criminales de este país, que pretenden acallar la justicia y debilitar la incipiente democracia de este país. Este hecho se suma a las perversas amenazas de muerte en contra de la Fiscal General Thelma Aldana y José Rubén Zamora Director de ElPeriodico. Todos hechos nefastos provenientes de estructuras mafiosas y depredadores.

Reiteramos nuestra solidaridad con el Abogado Ramón Cadena y pedimos a las organizaciones e instituciones sociales condenen esta agresión. 

Guatemala, 17 de agosto 2016

ramon cadena