Equipo de redacción del Informe: Juan Castro (ANMG), Alejandro Sánchez, Saul Paau, Action Aid, CONGCOOP, Pastoral de la Tierra de San Marcos.

Fotografías de: Informante Petenero, Pastoral de la Tierra e Idear, Guatemala, Noviembre 2015

Presentación

 A lo largo de los últimos años, una amplia lista de organizaciones sociales y ONGs hemos venido alertando sobre los distintos impactos que la expansión del cultivo de palma aceitera tiene en extensas regiones del país sobre la reducción del área agrícola destinada a la producción de alimentos, la eliminación de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas, así como la profunda afectación de la vida de comunidades indígenas y rurales en esas áreas. Sin embargo, esta problemática de urgente atención por parte del Estado, no figuró en la agenda política durante el proceso electoral, ni ha sido recogida con la gravedad que entraña en la Política Agraria aprobada por la Secretaría de Asuntos Agrarios. Antes bien, los planes de desarrollo abonan a que las inversiones rurales se amplíen y las plantaciones de palma aceitera, entre otros monocultivos, sean considerados como agroindustrias “generadoras de empleo y desarrollo rural”.

  1. Contradiciendo lo anterior, en el mes de junio 2015 ocurrió el más grande desastre ecológico del que se tenga noticia en el río La Pasión, en el departamento de Petén. Con anterioridad a esa fecha, las comunidades que viven en las márgenes del río y de distintos afluentes, habían denunciado que venían ocurriendo mortandad de peces, sin que ninguna institución del Estado se movilizara para establecer las causas de los desastres. A principios del mes de mayo la empresa Reforestadora de Petén, S.A. (REPSA) reconoció ante el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), que las lluvias ocurridas durante los días 28 y 29 de abril provocaron que los riachuelos que corren en las proximidades de la laguna de oxidación número 10 de su área de operaciones se saturaran, inundándola y lavando parte de su caudal, continuando luego la corriente hacia el arroyo San Ignacio y desembocando en el río La Pasión. En esa ocasión la empresa reconoció lo anterior como causa directa de la muerte de los peces, así como su falta de capacidad de reacción.1
  2. No obstante, después del 6 de junio 2015 cuando se produjo el ecocidio, la empresa no ha reconocido ninguna responsabilidad en el desastre. La denuncia presentada por el Centro de Acción Legal Ambiental y Social de Guatemala (CALAS) en contra de la empresa y que motivó la suspensión temporal de actividades, fue revocada apenas unos días después por acciones legales emprendidas por la empresa. (Centro de Medios Independiente y Nómada, https://cmiguate.org/repsa-acepto-responsabilidad-en-ecocidio-y-lue­go-la-nego/)
  3. Por su lado, la respuesta de las instituciones del Estado con competencias en la materia ha sido lenta y oscura, y no hay a la fecha conclusiones contundentes sobre las causas del ecocidio, ni han sido adoptadas las medidas necesarias para garantizar que el desastre ecológico del río La Pasión no se repita en Petén o en cualquiera de las otras regiones donde se expande aceleradamente el cultivo de la palma aceitera.
  4. El documento que ofrecemos a ustedes contiene el Informe presentado por la delegación de comunidades afectadas por las plantaciones de palma aceitera y organizaciones acompañantes que participó en la Audiencia Temática de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que tuvo lugar en Washington, D.C., el 22 de octubre 2015. Este informe recoge información que durante años ha sido recabada por distintas organizaciones no gubernamentales, que corrobora las múltiples y reiteradas denuncias hechas por las comunidades afectadas. En una segunda parte de esta publicación ofrecemos a los lectores la respuesta que a nombre del Estado guatemalteco ofreció el Lic. Antonio Arenales Forno, en representación del Estado guatemalteco y en defensa de las empresas palmeras.
  5. Al publicar estos dos documentos, invitamos a la ciudadanía en general y a instituciones y organizaciones—gubernamentales y no gubernamentales—, a conocer los datos sobre el mal negocio que representa este monocultivo para las comunidades afectadas y para la sociedad guatemalteca en su conjunto, y que pone en riesgo la perdurabilidad de los bienes naturales que son bienes comunes, de todos los guatemaltecos y guatemaltecas. La lectura de estos dos documentos nos invitan, asimismo, a ampliar el debate sobre los distintos modelos de desarrollo que se contraponen en los territorios rurales y que, en la mayoría de casos, se imponen sobre las comunidades y pueblos de manera inconsulta y abusiva.
  6. El presente documento fue preparado colectivamente para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el marco de su 156o período ordinario de sesiones, para exponer la situación de derechos humanos de Pueblos indígenas en el contexto de las actividades de la agroindustria de palma aceitera en Guatemala.
  7. El Informe es presentado por: la Red de Comunidades Afectadas por la Palma, Comunidades de Costa Sur en Defensa del Territorio, Comisión para la Defensa de la Vida y la Naturaleza de Sayaxché, la Instancia del Consenso del Pueblo Maya Q’eqchi’ y Poqomchi’, el Consejo Nacional de Desplazados de Guatemala (CONDEG), la Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC), la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (CONAVIGUA), la Asociación de Abogados y Notarios Mayas de Guatemala (ANMG), la Asociación Pro Bienestar en Acción Sahaq Ach’ol Nimla K’aleb’aal (APROBASANK), la Asociación de Servicios Comunitarios de Salud (ASECSA), la Asociación de Desarrollo Integral Comunitario Indígena (ADICI), Puente de Paz, la Coordinación de ONG y Cooperativas (CONGCOOP), la Pastoral de la Tierra de San Marcos, el Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica, Servicios Jurídicos y Sociales (SERJUS), la Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria (REDSAG), la Red de Integración Orgánica (RIO), ActionAid Guatemala, la Fundación de Derechos Humanos Robert F. Kennedy, y la Comisión Internacional de Juristas (CIJ).

 

Para descargar el documento pdf completo presione el siguiente aquí 

Palma aceitera_IDEAR_DIC_2015