El  desarrollo humano e integral de las mujeres mayas, garífunas, xinkas y mestizas, continúa sin ser prioridad del Estado, debido a las particularidades históricas de discriminación y racismo, lo cual ha hecho que las mujeres se vean excluidas del pleno goce de sus derechos individuales y colectivos, aun cuan las mujeres continúan representando más de la mitad de la población guatemalteca.

Es en ese marco, que se realiza el análisis del proyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2016, haciendo énfasis en las actividades dirigidas al desarrollo de las mujeres, específicamente en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación. 

Dentro del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, para el ejercicio fiscal 2016, el panorama es desalentador, debido a que en el presupuesto total para la actividades que van dirigidas a garantizar la salud de las mujeres es de Q 251.58 millones, solamente representa el 0.4% del presupuesto de dicho ministerio, le fueron asignados  Q 37.89  millones menos comparado con el presupuesto asignado para el 2015.

Programa de Prevención de la Desnutrición Crónica, la actividad Madre de Niño y Niña menor de 5 años que recibe consejería sobre prácticas para el cuidado infantil, proponen asignarle Q 28.39 millones, Q 15.56 millones menos de lo que tiene asignados para el año 2015.  

Dentro del Programa de Prevención de la Mortalidad Materna y Neonatal del MSPAS, la actividad Mujer que recibe atención prenatal oportuna están proponiendo Q 34.08 millones menos; Mujer que recibe atención del parto institucional y comunitario por personal calificado  Q 9.07 millones menos, comparado con lo asignado para este año; lamentable debido a que en este programa están contenidas  las acciones dirigidas al fomento y cuidado de la salud de la mujer, promoviendo estilos de vida saludables, que garanticen la salud materna como un derecho y por ende erradicar la mortalidad materna. 

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación en el proyecto de presupuesto 2016 contempla un monto de Q1,549.37 millones, para atender las problemáticas específicas de mujeres se contempla un monto de Q104.61 millones (6.75%), comparado con el año 2015  hay un recorte de Q225.42 millones.

En el programa Apoyo a la agricultura familiar, se sugiere un presupuesto de Q705.35 millones, se puede identificar gasto dirigidos exclusivamente a  mujeres con un monto de Q51.42 millones, estos  representan el 7.28%. Este programa se divide en dos subprogramas de los cuales el subprograma Apoyo al consumo adecuado de alimentos tendría un presupuesto de Q48.80 millones para las actividades dirigidas a mujeres como Apoyo al mejoramiento del hogar, y entrega de alimentos. Comparado con el presupuesto aprobado en el año 2015 este tiene una reducción de Q9.13 millones.  Considerando la importancia de la seguridad alimentaria, con el presupuesto sugerido no es posible atender la problemática de las mujeres, además que cabe resaltar que este programa solo atiende a las mujeres amas de casa, fortaleciendo el papel de las reproductoras. 

En el subprograma asistencia para el mejoramiento de los ingresos familiares, se recomienda un monto de Q2.61 millones para actividades dirigidas a mujeres.  Comparado con el presupuesto aprobado en el 2015 hay un recorte de Q253.97 millones. La Agricultura familiar para el fortalecimiento de la economía campesina no estipulo cuantas mujeres deberán ser beneficiarias en los programas, mientras tanto la actividad Apoyo a grupos de mujeres para el establecimiento de actividades productivas tuvo una reducción de Q3.98 millones, limitando más el papel productivo de las mujeres. 

En la Reactivación y modernización de la actividad agropecuaria FONAGRO, tiene sugerido  un monto de Q53.19 millones dirigido a organizaciones de mujeres que recibirán asistencia financiera no reembolsable para implementar proyectos productivos agropecuarios, en el año 2015 esta actividad tuvo un presupuesto de Q12.00 millones. Si estos se ejecutaran podrían tener un impacto en la vida de las mujeres. 

Lamentablemente la asignación que se propone para el ejercicio 2016, demuestran que en la realidad hay un estancamiento y retroceso en cuento a la inversión presupuestaria a las acciones contempladas en los ejes de Equidad en el Desarrollo de la Salud Integral con Pertinencia Cultural y Desarrollo Económico y Productivo con Equidad, de  la Política Nacional de Promoción y Desarrollo Integral de las Mujeres –PNPDIM- y el Plan de Equidad de Oportunidades –PEO- 2008-2023.

El Pleno del Congreso de la República de Guatemala, en específico a la Comisión de Finanzas y Moneda y la Comisión de la Mujer y los Jefes de Bancada, deben garantizar  que se continúen implementando acciones sistemáticas, articuladas, que sean orientadas a ese desarrollo integral de las mujeres y a la real implementación de la Política Nacional de Promoción y Desarrollo Integral de las Mujeres, así como a los acuerdos nacionales e internacionales establecidos a favor de las mujeres.

Guatemala Octubre 2015

IMG 0219.jpg