COMUNICADO DE PRENSA

altLas organizaciones que conforman el Colectivo Campesino, ante el lanzamiento del Plan Para Activar y Adecuar la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral, Programa de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina y el Marco General de Política para la Promoción de la Inversión Privada en Territorios Rurales, hace las siguientes consideraciones

  1. 1.El Gobierno señala que tomó en cuenta los planteamientos de las organizaciones campesinas. Consideramos que lo que ha hecho es darle una función utilitaria a las propuestas largamente consensuadas desde hace varios años, y ha desvirtuado las legítimas demandas de las organizaciones campesinas; además ha minimizado problemáticas que siguen afectando la economía familiar campesina, como el impacto en los territorios indígenas de la implementación de megaproyectos, y la expansión de monocultivos que genera mayor presión sobre el acceso a la tierra y elevan la conflictividad agraria y social.
  1. 2.Aunque señala que se basa en las propuestas campesinas, el Gobierno muestra poca claridad operativa sobre los mecanismos de apoyo a la economía familiar campesina y la sostenibilidad y sustentabilidad que propone. Además, se contradice con el impulso de programas asistencialistas y de corto plazo (fertilizantes, hambre cero, harina fortificada, etc.) insuficientes para fortalecer la economía campesina.
  1. 3.Al adecuar la Política Nacional de Desarrollo Rural, Acuerdo Gubernativo 196-2009, a su Plan de Gobierno, los programas y política presentada, carecen de fundamento legal que dé legitimidad y consistencia a la política pública y las convierta en políticas de Estado. Tal como se está promoviendo esta Política de desarrollo rural, se trata de una estrategia de impacto político, más que estrategias de combate a la pobreza extrema. Aunque se considera importante que en el Plan se establezca como sujeto priorizado la Economía Familiar Campesina, se observa que se carecen de un enfoque operativo y de un claro y definido presupuesto destinado a la financiación de proyectos productivos, y a la activación de la economía familiar campesina.
  1. 4.El Programa de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina (PAFFEC), 2012-2016, tiene como meta estratégica disminuir la prevalencia de la desnutrición crónica en 10% para el año 2016. No obstante, no está definida una política agraria que tome en cuenta las necesidades de miles de familias sin acceso a la tierra, que son las mayores afectadas por el hambre. Y mientras se anuncia la formalización del empleo en el campo, no se cuenta con la capacidad de cumplir las normas nacionales e internacionales en materia laboral, empezando con el pago del salario mínimo en el campo.
  1. 5.En relación al Marco General de la Política para la Promoción de la Inversión Privada en Territorios Rurales, el planteamiento insiste en promover el desarrollo rural desde la promoción de la “competitividad” y el mejoramiento del “clima de negocios” para la atracción de inversión privada nacional e internacional. Pese a que señala la obligación de las empresas privadas nacionales e internacionales en el cumplimiento de las normas e instrumentos de evaluación ambiental; en la actualidad se ha evidenciado que existen irregularidades, y se deja a discreción de las empresas para que hagan “evidente” su “responsabilidad empresarial” en aspectos ambientales.

 6.Plantean la necesidad de respetar la pertinencia cultural, así como las diferentes regulaciones nacionales y convenios internacionales, pero se señaló que las consultas de buena fe hasta ahora realizadas son “actos aislados y manipulados”, pese a estar amparadas en el Convenio 169 de la OIT.

Ante estas consideraciones señaladas, el Colectivo Campesino demanda:

 a)Es sumamente importante que desde el Ejecutivo se defina la Política Agraria y se establezcan mecanismos estatales para la adjudicación de tierras, desestimulando la inversión en arrendamientos y fortaleciendo los mecanismos de acceso desde la perspectiva de los derechos históricos de los pueblos indígenas, reconociendo que la desigualdad en el acceso a la tierra es el principal factor para el combate a la pobreza y la pobreza extrema. Además, debe contarse con tribunales agrarios y un Código Agrario, para atender la conflictividad agraria.

  1. b)Para propiciar la movilidad de las familias de su estatus de desnutrición, pobreza y pobreza extrema a una situación de bienestar integral como familia rural campesina, se deben definir políticas económicas y comerciales que resguarden y subsidien procesos productivos que recuperen y fortalezcan las dinámicas campesinas y agrarias.
  1. c)El gobierno actual no puede, ni debe ignorar las legítimas demandas de la “Marcha indígena, campesina y popular”. Debe reconocer y respaldar las consultas comunitarias, y debe reconocer que el desarrollo no equivale a hacer prevalecer los intereses de las corporaciones transnacionales, como parece ser el plan la actual administración.

Guatemala, 21 de mayo de 2012


 Organizaciones del Colectivo Campesino:

 

Comité Campesino del Altiplano –CCDA-

Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas –UVOC-

Coordinadora de Organizaciones Populares, Indígenas y Campesinas de Oriente – COPISCO-

Instituto de Estudios Agrarios y Rurales- Coordinación de ONG y Cooperativas (CONGCOOP-IDEAR),

Para mayor información comunicarse con: Leocadio Juracán, 57383402 y/o con Helmer Velásquez (CONGCOOP) al 24320966