Las organizaciones abajo firmantes consideramos que la crisis política actual detonada por la aprobación anómala y abusiva del presupuesto para 2021, ya archivado, confirma la necesidad de reformar estructuralmente el gasto, los ingresos y la deuda del Estado, y con ello atender las exigencias ciudadanas de erradicar la corrupción, la impunidad y la inefectividad del uso de los recursos públicos. Esta reforma estructural de la política fiscal debe reconocer como prioridades las siguientes...

Descargar documento completo aquí.