Noticias

 La presente publicación del análisis de situación comprende de enero a diciembre 2011,

dentro de los temas abordados podemos mencionar: que el Banco Mundial pronosticó
que la mayoría de los países del mundo registrarán una desaceleración en 2012-2013 a
raiz del efecto de la crisis económica en Europa que ha empezado a afectar a otros
países incluidas las economías emergentes.

Leer más...

 

Territorios VI

Repensando el desarrollo rural:nuevos desafíos para la economía campesina y la institucionalidad democrática.

 

Bajo la denominación “Territorios” decidimos hace ahora seis años lanzar una
revista anual, que complementara actividades de investigación y diera voz pública
al pensamiento institucional generado a partir de las líneas estratégicas del Instituto
de Estudios Agrarios y Rurales de la Coordinación de ONG y Cooperativas, una
brega, que ha contribuido para facilitar a nuestros investigadores e investigadoras la
publicación de trabajos sucintos o informes parciales de investigación. Y en su caso,
artículos específicos con ocasión de la publicación de la Revista.

Leer más...

Presidente millonario

Uno no puede menos que alegrarse de lo provechosa que resultó

Helmer Velásquez

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

la vida laboral para el Presidente de la República, y digo laboral pues no conozco de otras fuentes de ingreso a su peculio, así que, Q9 millones en alrededor de 20 años de servicio, es una gestión obviamente exitosa. No busca esta nota poner en cuestión la legitimidad del patrimonio Presidencial. No tengo elementos para tal fin. Parto –eso sí– que ha sido el salario obtenido en la carrera militar el que sumado a perseverancia y buena administración, ha permitido transformar al Presidente en millonario. Queda claro entonces, que el fuero militar es o ha sido generador de millonarios. Y, por favor no se mal entienda, no estoy afirmando que es esta una veta de acumulación oscura, para nada. Estoy reconociendo que trabajo tesonero y ahorro, ligados a la ardorosa defensa de la patria retribuye el sacrificio a quien lo ejerce.

Así que con Presidente millonario, muchos de los guatemaltecos, hombres y mujeres, habrán respirado tranquilos, ya que como reza el dicho popular: “Presidente con pisto no roba, porque no necesita”. Lo infalible o falible de esta expresión, corresponde al juicio de la historia. Volviendo al punto de comentario. Conociéndose el origen humilde del mandatario y su fortuna. No faltará quien con malicia y mala entraña, compare el salario de un Profesor Titular de la Usac, con el de un “defensor de la patria”… general para el caso, ni que decir de la remuneración de un campesino, que a duras penas alcanza salario mínimo, esto cuando encuentra un finquero “buena onda” que paga cabal. Y para agregarle más inquina y envidia al comentario, siempre habrá quien, con sospechosa intención, compare los treinta años de servicio y el monto de la jubilación obtenida por un trabajador de la Dirección General de Caminos.

Es así ciudadanos y ciudadanas. Para los que todavía no han hecho –la reflexión profunda– sobre la carrera a que han de dedicar su vida, aún es tiempo de pensarlo y poner la mirada en la productiva carrera de las armas. Esta que con desvelos, abandono del nido familiar y riesgos a su integridad –en caso de guerra cruenta–, es con mucho una ruta honrada para transformarse en millonario. Piénselo. Abandone pruritos. Ahora bien, mordacidad al margen reconozco que publicar el patrimonio presidencial, es avanzar frente a la opacidad de la gestión pública y privada.

 

ver link en El Periódico

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120301/opinion/208795/

 

 

Serie Marcos Legales de Acceso a la Tierra - Estudio Guatemala

 

 

El contenido de este trabajo está destinado al análisis de la legislación guatemalteca vinculada con los derechos agrarios, la propiedad, uso y tenencia de la tierra. En este, se revela la orientación legislativa del Estado, la cual, según nuestra consideración, es Estado nacional desde su conformación, durante el siglo XIX. Con la legislación emitida, persigue el objetivo —cumplido hasta hoy— de preservar los intereses heredados de sus ascendientes llegados de España.

Esta es una historia de tribulaciones e ignominia para los pueblos indígenas y el campesinado
pobre. Así, por ejemplo, la Constitución Política de la República no reconoce el carácter social de la propiedad; se inclina por una concepción que la «absolutiza», con lo cual se busca legitimar la concentración del recurso y protegerlo de «eventuales amenazas» de reivindicación por parte de pueblos indígenas o campesinos pobres.

Este trabajo hace referencia a los Acuerdos de Paz (1996), que pusieron fin a una insurrección armada vivida por el país a los largo de 36 años y que reflejan en su contenido las aspiraciones nacionales para resolver la inequidad en el agro guatemalteco. Nuestro balance, sin embargo, es que la aplicación práctica de estos acuerdos adolece de graves vicios que han hecho nugatoria su aplicación.

Referimos en el texto una revisión del marco internacional, tratados y resoluciones que ha suscrito Guatemala y que le imponen la obligación de impulsar procesos de redistribución agraria. Por último, hacemos mención de la apertura comercial, específicamente al DR-CAFTA, acuerdo comercial suscrito por República Dominicana, Centro América y Estados Unidos. En este, se expresan limitaciones al Estado para impulsar procesos redistributivos en el ámbito agrario.

Institución(es): ILC, CISEPA, CONGCOOP
Helmer Velásquez

Ver documento pdf completo http://americalatina.landcoalition.org/node/2741

 

¿Fin del guante blanco?

El trillado y racista argumento de que la población es azuzada por extranjeros.

Helmer Velásquez

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

Una vez arrellanados en la poltrona del poder, ocurre, con demasiada frecuencia, que los otrora candidatos y recién electos funcionarios, van mostrando de manera paulatina su real intencionalidad política y las formas en que habrán de ejercer el poder. Este parece ser el caso del gobierno de Pérez Molina, que ha pasado de una actitud cauta e incluso conciliadora con los movimientos sociales a la amenaza expresa de ley y orden. Nada nuevo si se considera la tradicional actitud de los gobiernos guatemaltecos. Así tenemos que si bien fue simplista la respuesta Presidencial frente a la movilización magisterial, sí evidenció amenaza y mofa al instar a los mentores a protestar en horas inhábiles, bajo pena de perder el empleo. No hubo, sin embargo, respuesta a las demandas magisteriales, excepción hecha de la cuestión de los salarios atrasados. En la misma línea el Ministro de Gobernación, al declarar sobre los campesinos e indígenas, que defienden su tierra y territorio de la usurpación promovida por terratenientes y empresas de energía. Tanto en Quiché como en Huehuetenango. Increpó a estos la responsabilidad por la ingobernabilidad en sus municipios y afirmó que pronto la autoridad tomará estas circunscripciones territoriales, que él considera sin ley. Declaración esta que en términos del contexto nacional habrá que considerar amenaza de represión.

Acudió el Ministro al trillado y racista “argumento” de que la población es azuzada por extranjeros. Viejo sofisma, muy socorrido por los militares durante la guerra interna y cuyo origen se pierde en la historia colonial de este país. La base del infundio se encuentra en la interesada “creencia” que los pueblos indígenas y los campesinos, no tienen la capacidad de organizarse, ni articular pensamiento y acciones de defensa de sus territorios. En cuya condición, son “presa fácil”, de cualquier hijo de vecino, que llega, los provoca y manipula. De donde deviene legítimo que el Estado “actúe en su defensa”. Nada más alejado de la verdad Ministro. Está usted haciendo referencia a pueblos heroicos, efectivamente, defenestrados y mancillados. Por un Estado que les es ajeno.

Para cerrar el círculo de este sonar de tambores de guerra, se anuncia la apertura de una brigada militar en San Juan Sacatepéquez. No es necesario pensar mal, para concluir que el principal mandato de esta, será proteger los intereses de la cementera que se afinca en el lugar, por cierto, adversada por miles de hombres y mujeres originarios del lugar. La mano dura, frente a la demanda social, atizara represión, polarización y debilitamiento del efímero esfuerzo democrático. De estadistas será reconsiderar.

Link para ver la edición digital de El Periódico