Noticias

 

REPENSANDO UN MODELO DE DESARROLLO
RURAL DESDE LA POBLACIÓN CAMPESINA

Desarrollo rural: del modelo de mercado al fortalecimiento de la economía familiar campesina.
El debate y la definición de políticas públicas que abonen el camino hacia el desarrollo rural es un tema postergado en el país. Esto porque a pesar que durante los últimos años el Movimiento Campesino ha presentado propuestas de estrategias políticas al Estado, los gobiernos de turno han optado por modelos basados en la lógica del agro-bussines, sostenido por una lógica de mercado que restringe el acceso y tenencia de la tierra y los recursos naturales a las comunidades campesinas.

Ver Separata pdf completa

Víctor Ascón Ramos

Fue capturado en el Aeropuerto La Aurora, al regresar de una gira.

Helmer Velásquez

Fuente menor Fuente normal Fuente grande
En razón de la conmemoración del trabajo, pretendo por medio de la figura de Víctor, un trabajador en toda la letra, expresar mi reconocimiento por los hombres y mujeres, que en las condiciones más adversas generan el bienestar de este país, aun y cuando para la mayoría de aquellos, trabajar, no signifique obtener más allá que la sobrevivencia. Víctor, un obrero de la construcción, que desde aquellos avatares, conoció, los rudimentos económicos que explican, las formas originarias de la plusvalía y la acumulación del capital, el cardinal papel del trabajo en el proceso y la inequitativa distribución de la riqueza. Se explica –Víctor– en la vida laboral como los excedentes de su trabajo, engrosan la cuenta bancaria empresarial, mientras él recibe salario mínimo. Con aquellos ingresos, sobrevive en cuarto de alquiler, con servicios, igualmente mínimos. De salud ni hablar, salvo la titánica tarea de no enfermarse y de acudir al remedio casero en caso imprescindible.

En la enfermedad de los niños, con apoyo del amigo, el compañero y los exiguos servicios públicos. No hay opción. Conocer los intríngulis de la economía, a partir de la carne propia. Llevó a Víctor y a Leticia, su compañera de vida. A extremar el esfuerzo y buscar una salida en los estudios y el sindicato. Así, ajustando aún más, “su renta”, inicia estudios en la Facultad de Derecho de San Carlos, obtiene un empleo administrativo en la misma y continúa la lucha sindical. Eran días de la falange, en el poder político de Guatemala. En ese entorno Víctor, fue capturado, en el Aeropuerto La Aurora, al volver de una gira sindical. Por no ser sujeto de delito es liberado. Sin embargo, el objetivo, al parecer fue el fichaje. Sujeto a persecución policiaca posterior, debe abandonar, estudios y trabajo, para intentar sobrevivir en la clandestinidad. Vano intento, una tarde, ya en los albores de la democracia formal, al llegar a la residencia en donde habitaba, era esperado por, alguna de las fuerzas militares a cargo del secuestro y aniquilamiento de dirigentes sociales y nunca más se supo de él.

Narrar este trozo de vida del joven que sacrificó vida y familia por la defensa de los trabajadores y la organización sindical. Es reconocer a Víctor, a su familia. A los trabajadores, a todos aquellos forjadores de vida, de futuro, de democracia. A quienes arrancan de la tierra los alimentos.

 

Para ver artículo en la edición digital del periódico presione el siguiente enlace

 

http://elperiodico.com.gt/es/20120503/opinion/211621/

 

La Asamblea General de la Coordinación de ONG y Cooperativas, CONGCOOP, eligió a la Junta Directiva para el periodo 2012-2014. Está integrada de la siguiente forma:

 Presidente: Armando Luis Navarro Miranda

Vicepresidente: Irene Magalí López Cáceres

Secretario: Carlos Fernando Zavala García

Tesorero: Elizabeth Pedraza Serón

Vocal I: Víctor Armando Cristales Ramírez

Vocal II: Jorge Alberto Colorado

Vocal III: Hugo René Escobedo Escalante

 Comité Fiscalizador

Presidente: César Augusto Méndez Lemus

Secretario: José Factor Méndez Doninelli

Vocal I: Josué Ricardo Arenales Azurdia

Guatemala, abril de 2012                                                                          Junta Directiva_CONGCOOP_2012-2014

Democracia y campesinado

Protesta con propuesta: la constante campesina.

HELMER VELASQUEZ

Fuente menor Fuente normal Fuente grande

Allá por 1992, aún en el medio de la persecución militar, se convocó por parte de las organizaciones campesinas y sociales a la realización del Primer Congreso Nacional Campesino. No se trataba, en rigor, de un primer congreso. Ya en la etapa revolucionaria se habría realizado, ese sí, el Primer Congreso Nacional Campesino. 

 

De aquel histórico  Primer Congreso Campesino, a la fecha,  ha corrido tinta, sangre y sudor de las huestes campesinas.  Aquel congreso –1992– demandó acceso a tierra, empleo, y la paz. Propuso la reforma del Instituto Nacional de Transformación Agraria, reconocido ente burocratizado, inoperante y corrupto.

Siguieron a aquellas jornadas. La reivindicación y propuesta sobre el salario mínimo en el campo y una estrategia para enfrentar la crisis del café. Particular importancia tienen los contenidos y movilizaciones campesinas, dirigidos a influenciar los contenidos de los Acuerdos de Paz, especialmente el Acuerdo Socio Económico y Agrario.

Es el movimiento campesino uno de los artífices de la consecución de la Paz en este país.

El segundo Congreso Nacional Campesino fue allá por 1998. Refrenda la capacidad y calidad de propuesta campesina, este contribuye de manera significativa a la concreción del Fondo de Tierras y el impulso del Registro de Información Catastral. Ambas instituciones con falencias en su Ley constitutiva, diseño y desenvolvimiento institucional.

Cuestiones no endilgables al Movimiento Campesino. La creación legislativa de ambas instituciones estuvo alejada de la  propuesta original. Por ejemplo, el impuesto a la tierra ociosa no fue ni siquiera discutido por el Congreso de la República, elemento indispensable para dinamizar el “mercado” de tierras. Las propuestas posteriores, sobre Agricultura Sostenible, Reforma Agraria Integral, la reciente  política de Desarrollo Rural Integral y el ante proyecto de Ley de la materia, certifican la alta vocación democrática del movimiento campesino guatemalteco. Protesta con propuesta: principio que sustenta la historia reciente.

Es la institucionalidad pública, Ejecutivo y Parlamento, la que ha traicionado la democracia y obsecadamente se niega a debatir los planteamientos de los campesinos organizados. 

Ver publicación digital en 

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120426/opinion/211288/

Democracia mercantilista

Los empresarios chistan y los diputados lamen.

Helmer Velásquez

Contundente ha resultado el “llamado al orden” que el pequeño grupo de empresarios del agro y sus pares de la industria lanzaron al Congreso de la República, a propósito del anunciado debate de la iniciativa legislativa 4084, Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral. La base del argumento empresarial es que la iniciativa adolece de vicios de inconstitucionalidad. Por lo menos cinco, dijo con aires doctorales y tono feudal el vocero del gremio. Tesis repetida instantáneamente por editorialistas, parlamentarios y adláteres del capital. Lo particular del asunto no es que los empresarios sugieran. Lo sorprendente y condenable es la rapidez con que el conjunto de congresistas, agrupados en las “jefaturas de bloque”, sumisos acataron la directriz y efectivamente retiraron de la agenda legislativa la iniciativa, cuyo destino –probable– es el archivo muerto. 

Otra evidencia vinculada, que irrita. Es que el Presidente de la República, pese a haberse comprometido en campaña a promover la aprobación de la iniciativa referida, y de haberlo reiterado a los delegados de la reciente marcha campesina, no haya emitido, hasta el día de hoy, ni siquiera una opinión política sobre el tema. Tampoco “reprendió”, vía la diligente secretaria general, a los miembros de su partido en el Congreso por haberle hecho quedar tan mal frente a la sociedad y los campesinos en particular. Su pacientemente labrada imagen de “cumplidor”, que pretende para sí y su gobierno, no existe más. No se nota ahora el calibre de estadista, ni remotamente, es creíble que encabece cruzada alguna del cambio. Más de lo mismo. 

Lo nefasto del extremismo empresarial y sumisa respuesta del Parlamento y Ejecutivo, es que se trata de hechos políticos cuyas consecuencias pagará la totalidad de la población: ausencia de desarrollo, confrontación, ingobernabilidad. En los últimos quince años el empresariado ha retrasado legislación y actos estratégicos de beneficio nacional, algunos ejemplos: en 2008 detuvieron el proceso de formulación del Código Agrario y Procesal Agrario. Ese año también “torcieron el brazo” a la hoy detenida Ofelia de León Reyes, presidenta del Organismo Judicial, por esas fechas. quien ante la presión abandonó la implementación de los Tribunales Agrarios. Este ejercicio del poder fáctico muestra de cuerpo entero al “Estado secuestrado".

Ver artículo en edición digital de El Periódico

http://www.elperiodico.com.gt/es/20120419/opinion/210989/