Quienes somos

1quienes-somos

CONGCOOP es una coordinadora que durante años se ha dedicado a promover propuestas de desarrollo.
Leer más...

Nuestro trabajo

2nuestro-trabajo

Nuestro rol de incidencia se fundamenta en dos ejes: producción intelectual y diálogo político.
Leer más...

Nuestros miembros

Nuestros miembros

La coordinadora CONGCOOP está integrada por las siguientes organizaciones:
Leer más...

Contáctenos

Contáctenos

Acérquenos sus observaciones, comentarios, sugerencias y/o estudios.
Leer más...

Proyección Congcoop

IDEAR
IPD
CE
OBSERVAR OBSERVAR

Contáctenos

PBX: (502) 2503-0600
FAX: (502) 2433-4779

Dirección:
1a calle 50-77, Zona 2 de Mixco, Colonia Molino de Las Flores. Guatemala.

Estamos en Facebook

 

Tierra, trabajo y producción agroecológica.

Helmer Velásquez

Fuente menor Fuente normal Fuente grande
 Al arribo del siglo XXI, la sociedad nacional no termina de asombrarse con el lacerante “descubrimiento” de que más de la mitad de los niños guatemaltecos estén padeciendo desnutrición crónica, índice que en el caso de pueblos indígenas llega hasta el 80 por ciento. Lo pasmoso de la cuestión es que se trata de un problema conocido muchas lunas atrás y frente al cual el Estado y la sociedad han vuelto la espalda. En los círculos “pudientes” de nuestra sociedad, no se va más allá de comentar sobre el asunto y encomendar a Dios el alma de los pequeños. Los más avanzados, han adelantado campañas para combatir el flagelo.

 Más recientemente, las compungidas donaciones en alimentos para la población de Camotán en Chiquimula cuando hace una década “se conoció” la precaria condición en que por centurias han permanecido los Chortí y ladinos pobres, de aquellos solares. Más recientemente la campaña: “Tengo algo que dar” que emprendió la Secretaría de Seguridad Alimentaria llevó a funcionarios y guatemaltecos de “buena voluntad” a los campos para tomar conciencia de la situación. Nadie de los promotores o voluntarios en estas campañas parece reparar en las causas de la terrible situación. Todos reconocen –del diente al labio– que nuestros alimentos provienen del azadón y el surco campesino, aquellos que en el extremo de la paradoja no tienen nada para comer en su mesa. Sobre Camotán –por ejemplo– no se mencionó siquiera, el abandono histórico de esta población, menos aún la sobre explotación de que hasta hoy son objeto, ni de las “agarradas” que de sus mejores tierras hicieron los potentados del lugar apoyados en el Ejercito nacional, que acusó a aquellas empobrecidas familias de comunistas y otras patrañas, tan solo para facilitar el acaparamiento de sus tierras por abyectos esbirros de la dictadura militar. A 10 años del “descubrimiento de la tragedia”, Camotán sigue famélico y sin acceso a la comida. 

Guatemala se mantuvo en el podio de la reunión del Consejo Mundial de Seguridad Alimentaria –Roma, tercera semana de octubre– esto por dos razones: Ser país con hambre crónica y el “prometedor” modelo, Hambre Cero. El comentario de corrillos estuvo dedicado a esperar que no estemos frente a otra balandronada demagógica. Para que sea efectivo hay que incorporarle lo básico: tierra, trabajo y producción agroecológica.

 

Para ver edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace:

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20121101/opinion/219990/

Se especuló que este Gobierno tendría una vena nacionalista.

Helmer Velásquez

Los acontecimientos de la política nacional han ido develando con nitidez los intereses dentro del gobierno, las fuentes de poder que orientan sus principales decisiones y lo que están dispuestos a hacer para conseguirlo. Durante la “luna de miel” entre gobierno y sociedad, se especuló –incluso- que este gobierno tendría una vena nacionalista con tímidas expresiones progresistas, la base de tales apreciaciones estribaba en algunos de los nombramientos Presidenciales y el interés expresado en el impulso a la Ley de Desarrollo Rural y a una política pro campesino. El corte de caja al día de hoy es obvio, no tenemos ni lo uno ni lo otro. Solamente el discurso.

Por el de lado los daños la administración patriota  va en ascenso, son obvios y de dominio público, así que me limito a señalar algunos títulos: muerte y represión en Barillas, Huehuetenango; incremento al presupuesto militar; instalación de nuevas bases militares e  irrupción de cuadros de la milicia en la administración pública. La –oscura– concesión en puerto Quetzal, las “suspicaces” actuaciones del Fonapaz, crecimiento del endeudamiento público, “reforma fiscal” cargada a las espaladas de la clase media y popular, propuesta de reformas a la ley de minería (esta pretende legalizar “el aporte voluntario” que las empresas del sector ya otorgan al Estado, facilitar las concesiones, obviar las consultas populares y elevar la representación de la gremial de Minas al Consejo que decidirá el otorgamiento de licencias: entreguismo absoluto). La cuenta se tiñe de rojo: masacre en Totonicapán y agresiones a los estudiantes de educación media. 

En cuerda separada pero que involucra totalmente al partido de Gobierno, la permanente anarquía en el Congreso de la República. Esta tiene resultados evidentes que se expresan en: no haber aprobado la ley contra el enriquecimiento ilícito, entrampamiento de la Ley de Desarrollo Rural integral y la elección como Presidente del Organismo del “empresario” y ahora padre de la patria Pedro Muadi, bisoño político que no ocultó sus intenciones la ley citada -4084-,  no está en sus prioridades. Consecuente –el dignatario–  con la línea impuesta por el empresariado del agro. Es decir, si quedaban dudas sobre quién decide en el Gobierno y en dónde está la fuente de poder, la cuestión, ahora, es clara.

Para ver edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20121025/opinion/219676/

Debate examina la productividad y el desempeño económico de fincas pequeñas y comerciales

23 de octubre de 2012, Roma, Italia – Brasil es un país de paradojas y contrastes. Por un lado, es cada vez más un motor de la agricultura global, y ha experimentado un crecimiento espectacular a lo largo de las últimas dos décadas, al cuadriplicar la producción de productos básicos y convertirse en un importante exportador a los mercados mundiales así como también el productor de biocombustibles más grande del mundo. Por otro lado, el campesinado de Brasil, si bien desempeña un papel central para llenar las necesidades alimentarias del país, se enfrenta en gran medida al mismo tipo de problemas que enfrentan los pequeños productores del Sur Global: el aumento de la marginación y el desempoderamiento en un contexto de concentración de la tierra y el incremento de las desigualdades rurales.
 
Ningún país mejor que Brasil ilustra la complejidad de los retos y dilemas planteados por la gobernanza de la tierra. Así, con el fin de compartir lecciones de la fascinante experiencia de Brasil, la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra encargó el informe Land Governance in Brazil: A geo-historical review of land governance in Brazil (La gobernanza de la tierra en Brasil: un estudio geohistórico de la gobernanza de la tierra en Brasil)que representa el segundo informe de la Serie  de la ILC sobre la gobernanza de la tierra en el siglo XXI “Land Governance in the 21st Century – Framing the Debate Series”.
 
El autor del informe es Bernardo Mançano Fernandes, eminente geógrafo de la Universidade Estadual Paulista (UNESP) conocido por su trabajo con importantes movimientos sociales en Brasil; Clifford Welch, renombrado autor  y profesor de historia contemporánea de Brasil en la Universidade Federal de São Paulo (UNIFESP); y Elienai Gonçalves, investigador en el Centro de Reforma Agraria de la UNESP.
 
“Brasil es quizás el más rico laboratorio de gobernanza de la tierra del mundo”, dijo Madiodio Niasse, Director de la LC. “El meollo del debate sobre la tierra en Brasil es qué tipo de modelo agrícola prevalecerá– fincas comerciales grandes o fincas familiares pequeñas. Los resultados en Brasil pueden tener implicaciones de gran alcance que afectarán la actual ola de adquisiciones de tierra en gran escala en otras partes del mundo”.
 
El informe examina la gobernanza de la tierra en Brasil desde una perspectiva geo-histórica, analizando los paradigmas académicos de los sistemas territoriales, proponiendo lograr la sostenibilidad utilizando marcos de política para promover la transformación de los productores campesinos en emprendedores de pequeña escala.
 
“El informe muestra cómo el paradigma comercial ha predominado en Brasil desde los tiempos coloniales y ha sido desafiado pocas veces hasta épocas recientes cuando, durante un breve período, un paradigma del pequeño productor obtuvo amplio apoyo del público”, comentó Fernandes. “Esperamos que el estudio contribuya al fortalecimiento de este enfoque”.
 
El informe resalta un programa innovador que anima a los productores de biodiesel a establecer alianzas con los pequeños productores. Llamado el “ Sello Combustible Social”, este programa ofrece incentivos fiscales para invertir en operaciones de agricultura familiar. Otras innovaciones de política incluyen la planificación de la reforma agraria nacional, la contratación directa con asociaciones de campesinos a fin de que suministren alimentos  para los almuerzos escolares y un programa federal dirigido a subsidiar la educación general  para los campesinos desde escuelas primarias hasta el nivel de post-grado.
 
El informe concluye que la mejor esperanza para los pueblos indígenas y campesinos en Brasil es que el gobierno brasileño reconozca no solo las divisiones territoriales, sino que también comience a establecer reglas de zonificación que favorezcan la permanencia de los campesinos.
 
Puede leer la publicación completa en el sitio web de la ILC:
http://www.landcoalition.org/publications/land-governance-brazil
 
Sobre la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra 
La Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra es una alianza mundial de organizaciones intergubernamentales y de la sociedad civil que trabajan en colaboración para fomentar y garantizar el acceso equitativo a la tierra, y su control, de mujeres y hombres pobres mediante la promoción, el diálogo, el intercambio de conocimiento y la creación de capacidad. www.landcoalition.org

Requena y Asociados y la Coordinación de ONG y Cooperativas, CONGCOOP, les invitan al TALLER TRIBUTARIO 2012, dirigido a Asociaciones, Fundaciones, ONG (Entidades No Lucrativas).

Impuesto sobre la Renta, el Cierre contable con base al decreto 26-92 y la reforma Decreto 4-12.


Los esperamos          Invitacion

 

La Comisión Organizadora por el Centenario de Nacimiento del Presidente JACOBO ÁRBENZ (1951-1954), en ocasión de celebrar el 68 aniversario de la gesta revolucionaria cívico militar del 20 de octubre de 1944, se dirige a la población guatemalteca y a la opinión internacional.

RECORDAMOS que la REVOLUCIÓN del 20 de octubre de 1944 puso fin a la dictadura del General Federico Ponce Vaides, sucesor del General Jorge Ubico; que la Junta Revolucionaria de Gobierno integrada por Jacobo Árbenz, Jorge Toriello y Javier Arana, que gobernó entre octubre de 1944 y marzo de 1945, impulsó importantes conquistas sociales, económicas y culturales, entre ellas, la autonomía para la Universidad de San Carlos, la autonomía municipal, la prohibición de las condiciones feudales en el campo, la separación de poderes, elecciones libres y populares, los partidos políticos, la ciudadanía de la mujer, la anulación del reclutamiento laboral forzoso en el campo, la prohibición legal de los latifundios y una nueva Constitución Política.

VER DOCUMENTO PDF COMPLETO

20121016 172906

20121016 172224

20121016 172131



Uno de los imprescindibles que ya no tenemos.

Helmer Velásquez

Este querido país ha generado ciudadanos notables, hombres y mujeres con causa, personajes entregados a la transformación revolucionaria de la sociedad, esos que con aspas rompevientos se han dedicado a forjar reformas agrarias,  acceso a vivienda, educación, salud y recreación para los niños. Es decir, los “imprescindibles”. Sin embargo, eso que se dice fácil, es una brega que consume existencias,  genera tempestades, acarrea exilios. El poder responde, agrede, aniquila, compra voluntades, tiene la ley de su lado, es irracional, transforma humanos en  gorilas.

De los notables, Alfonso Bauer Paiz es figura insigne,  de los incólumes. Uno más de los varios exilios. Con seis proyectiles de bala en su cuerpo logra sobrevivir, se sobrepone a la muerte. Fallaron los sicarios. Los liberacionistas no consiguieron su propósito. De nuevo a recorrer mundo, a servir al Compañero Presidente, va para allá con Allende, con el tiempo se acerca a la patria, se instala en la Nicaragua Sandinista. Los refugiados guatemaltecos en México le solicitan sus servicios, necesitan un abogado de altísimo nivel y suma confianza política. Quién si no Bauer Paiz. Este acepta, hecho que lo trae a la patria, llega a Diputado, luego  investigador en la Usac. Ese es Bauer Paiz, mediador entre la EPA y Rectoría. No quita maña este ciudadano, nadador empedernido. Maestro de primera línea.

Octubre trae a la memoria colectiva a los revolucionarios, a un año del centenario del nacimiento de Jacobo árbenz, trajo aparejado a Antonio Ciani,  Julio César Cabrera Cabrera,  Ricardo Martínez Solórzano,  Rafael Morán,  Rolando Valdez Guzmán,  Víctor Ascón, Oliverio Castañeda de León. La lista es larga, parece interminable. Todos fueron   aniquilados por la manu militari antes de los 25;  distinta fuera Guatemala si todos se hubiesen desarrollado, serían –sin lugar a dudas– forjadores del crisol  democrático de este país. Y a propósito, aquellos y Alfonso Bauer Paiz, Mauro Calanchina, Jhony Dahinten Castillo, Mario Alfredo Sierra Sierra.  Estarán en su morada “indignados”,  condenaran con coraje  la masacre de Alaska, el viejo método militar para resolver conflictos. Ustedes auténticos patriotas, habrán ya notado que la  historia continúa: los K’iche’ se mantienen en resistencia y los chafas, esos los de siempre, siguen igual con sus viejas costumbres: crimen, opulencia y poder. Sí, amigos, pese a la firma de la paz y a la “supremacía del poder civil”, la historia sigue como siempre, como ustedes la vivieron: altos mandos militares orondos, tranquilos e impunes, mientras la ley es implacable con la tropa, los “cuques”, aquellos que siendo pueblo tienen por  mandato masacrar al pueblo.   

Para ver edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace:


http://www.elperiodico.com.gt/es/20121018/opinion/219351/