Las comunidades indígenas y campesinas, estamos viviendo los impactos sanitarios, socioeconómicos, culturales, provocados por la pandemia del COVID-19. En nuestros territorios, los centros y puestos de salud están colapsados, se ha incrementado la pobreza y pobreza extrema, drástica disminución del trabajo, la inseguridad alimentaria dramáticamente ha aumentado. Siendo una obligación del Estado de Guatemala garantizarles a los habitantes la vida, la libertad, la justicia, la paz y el desarrollo integral a la persona, según artículo 2 de la Constitución política de la República de Guatemala...

Descargar documento completo aquí.