Quienes somos

1quienes-somos

CONGCOOP es una coordinadora que durante años se ha dedicado a promover propuestas de desarrollo.
Leer más...

Nuestro trabajo

2nuestro-trabajo

Nuestro rol de incidencia se fundamenta en dos ejes: producción intelectual y diálogo político.
Leer más...

Nuestros miembros

Nuestros miembros

La coordinadora CONGCOOP está integrada por las siguientes organizaciones:
Leer más...

Contáctenos

Contáctenos

Acérquenos sus observaciones, comentarios, sugerencias y/o estudios.
Leer más...

Proyección Congcoop

IDEAR
IPD
CE
OBSERVAR OBSERVAR

Contáctenos

PBX: (502) 2503-0600
FAX: (502) 2433-4779

Dirección:
2a calle 16-60, Zona 4 de Mixco, Residenciales Valle del Sol, Edificio Atanasio Tzul, 2do Nivel. Guatemala.

Estamos en Facebook

Paz, honor y jazmín.

Helmer Velásquez


Este país querido parece dormitar sobre las brasas, de cuando en cuando arde en llamas, sin embargo, estas, por razones divinas o demoníacas, nunca llegan a convertirse en la hoguera que expíe nuestros pecados sociales, ni en el fuego aquel, que no deje piedra sobre piedra y de paso al surgimiento de una sociedad rebosante de valores y virtudes, en donde los ciudadanos –hombres y mujeres– alejados ya de la anomia, que –ahora– nos atrapa, surjan de cara al sol, blandiendo la defensa de la patria, sociedad y valores intrínsecos: libertad, solidaridad y derecho. Contrario, a aquella inflexión parecemos condenados a reiteradas coyunturas, generadas –algunas de ellas– por los herederos del viejo Nacionalsocialismo, aquel que basado en el racismo y la desenfrenada megalomanía de sus dirigentes, pretendió erigirse en juez y verdugo de su sociedad y el mundo. La diferencia entre aquellos y sus pares en Guatemala, son casi cien años de historia. Aquello ocurrió en la primera mitad del siglo pasado, acá los nostálgicos de la SS, están adheridos al pasado. Desfasados. El tren de la historia les pasó por encima y en balde.


La diferencia entre los grupúsculos sin historia, que sobreviven en sociedades ajenas a la nuestra y los de acá. Es que en aquellas democracias, se les trata como minorías esquizofrénicas, con un espacio de acción diminuto, que solamente logran hacerse ver con ocasión de estrafalarias vestimentas o por el efecto de sus brutales ataques, en contra de seres con humanos a quienes –ellos– no consideran tales. La sociedad los rechaza. Por el contrario acá en el país, aún revisten utilidad, fundamentalmente para aquellos sectores que anclados en la inquisición, necesitan emisarios basados, en los
antivalores de la codicia y la saña, y por tanto, dispuestos a realizar tareas sucias. Estos sectores, anclados en las oscuras noches del Ku Klux Klan, viven esperando la oportunidad de sacrificar herejes y otros seres como lo hicieron durante el período de las dictaduras militares. Para Guatemala, ese oscuro vendaval no volverá jamás.


Este papel de tontos útiles, que ejercen con entusiasmo los viejos líderes de la policía política; concentra ahora su infamia, en dos personajes, que enfermizamente consideran el enemigo a vencer: Claudia Paz y Paz y Yassmín Barrios, dos juristas incólumes; mujeres que escriben historia con la frente en alto. A estos caballeros, el honor ya solo les quedó escrito en el birrete o adherido a la toga. No más. Son estertores de los pretorianos vernáculos, de los anquilosados nacionalsocialistas.


Para ver la edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace:

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140410/opinion/245598/

clmna

 

v Las enfermedades transmitidas por vectores, un factor que determina la calidad de la Salud de la población guatemalteca

v Inician los recortes al Programa Salud y Ambiente, Q 73.79 millones, al programa de Recuperación de la Salud Q 120.67 millones, al 31 de marzo 2014.

       v Algunos Hospitales en tres meses, ya han ejecutado más del 30% del presupuesto asignado.

El día Mundial de la Salud 2014, centra su atención en las enfermedades transmitidas por vectores, un factor que determina la calidad de salud de la población guatemalteca, las enfermedades transmisibles, como el paludismo y el dengue, han aumentado los últimos años, lo que acrecienta las demanda de servicios de salud a todo nivel, cuestiona la eficacia y eficiencia del actual Sistema de Salud, debido a que son enfermedades prevenibles, se han convertido en un problema de salud que continua incrementándose.

Para constatar la respuesta del Estado-Gobierno ante tal situación y de la salud en general, es necesario analizar la ejecución presupuestaría del MSPAS, donde se ha podido verificar traslados de recursos y baja ejecución dentro de los programas de dicho ministerio al 31 de marzo 2014, Q 954.26 millones ejecutados de los Q 5,111.60 millones vigentes, 18.67% de ejecución, el presupuesto vigente y la ejecución presupuestaria son discrepantes con las necesidades que enfrenta la población guatemalteca y la red de servicios, ya que la salud de la población no se puede postergar.

El Programa de Prevención y Control de las Enfermedades Vectoriales, responsable de la prevención, control y vigilancia de la malaria, el dengue y otros vectores, tiene asignados Q 105.33 millones para ejecutar en el año 2014 y lleva una ejecución de 17.41% un presupuesto precario para erradicar las enfermedades transmitidas por vectores, lo que hace urgente disponer de recursos económicos, humanos y de logística para poder articular una estrategia integral a nivel nacional, ya que en el año 2013, se reportaron 6,896 casos de dengue, 300 más que en el año 2012.

Así mismo el Programa de Infraestructura en Salud, un programa trascendental para la red de servicio, encargado de satisfacer las demandas en construcción, ampliación, remodelación, mejoramiento, equipamiento de los servicios de salud, en este primer trimestre lamentablemente lleva 0.0% de ejecución, inconcebible para las condiciones en que se encuentran los establecimientos de salud en todos los niveles de atención, además de no ampliar la cobertura de los servicios.

El Programa de Salud y Ambiente en el cual están los servicios de promoción, prevención y control de enfermedades, se visualiza el primer recorte de Q 73.79 millones, subprogramas con una baja ejecución, como el de Prevención, Control y Vigilancia de Enfermedades Zoonóticas con un 1.34% de ejecución; como años anteriores y en respuesta al sistema curativo que se tienen actualmente, la salud preventiva no es prioridad.

En el Programa de Recuperación de la Salud, se desarrollan un conjunto de acciones encaminadas a la recuperación y rehabilitación de la salud, la red hospitalaria, se constató que ya sufrió un recorte de Q 120.67 millones, preocupante, sabiendo lo abandonada que ha estado la red hospitalaria y la crisis permanente en que se encuentran sus servicios. Hay hospitales que ya en tres meses han ejecutado más del 30% del presupuesto asignado, por ejemplo el hospital de Chiquimula lleva una ejecución de 34.06%, el Hospital de Jutiapa un 32.50% y el Hospital de Totonicapán 30.89%, lo que repercute en la crisis permanente en que se encuentra la atención hospitalaria, en la consulta externa y emergencias.

Igualmente en el Programa de Prevención de la Mortalidad Materna y Neonatal, están contenidas las acciones dirigidas al fomento y cuidado de la salud de la mujer, promoviendo estilos de vida saludables, que garanticen la salud materna como un derecho, lleva una baja ejecución de 8.32%, alarmante debido a que mortalidad materna continúa siendo una de las mayores causas de muertes de mujeres en el país, debido al poco acceso a los servicios de salud en el área rural y otros condicionantes de la salud como la pobreza, pobreza extrema y la desnutrición, Según datos del Sistema de Información Gerencial en Salud –SIGSA- del Ministerio de Salud, al mes de diciembre 2013 se registraron 348 muertes maternas, 23 casos más que en año 2012.

La ejecución presupuestaria del primer trimestre del año, muestra que el actual gobierno, continua sin garantizar plenamente el Derecho a la Salud de la población guatemalteca, el escaso financiamiento público y la ineficiencia del gasto para la salud, han mantenido los servicios en constante crisis con la consecuente acumulación de demanda insatisfecha y poca capacidad de respuesta a todo nivel, lo que continua generando gastos de bolsillo para poder acceder a la salud y empobreciendo aun más a la población vulnerable.

Por lo que insistimos que el actual Gobierno debe avanzar en fortalecer la institucionalidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social -MSPAS- como ente rector de la salud, así como avanzar hacia la creación de un Sistema Universal de Salud, que asegure a toda la población, sin ningún tipo de discriminación, acceso a servicios de atención de calidad y con pertinencia cultural. 

Para descargar la presentación presione aquÍ

alejandro aguirre_y_arlyn_jimenez2

Analistas: Zully Morales-MAGA- Arlyn Jiménez -MSPAS- y Programas Dirigidos al Desarrollo Integral de las Mujeres, 

Colaboración de: Sharon Pinzón, ENERO 2014

PRESENTACIÓN

El Instituto por la Democracia -ID- de la Coordinación de ONG y Cooperativas, CONGCOOP, presenta el informe cuantitativo y cualitativo del “Monitoreo del Presupuesto Nacional, con énfasis en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación MAGA, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social MSPAS y Programas dirigidos al Desarrollo de las Mujeres, de Enero a Diciembre 2013.

El informe determino que la ejecución presupuestaria del MAGA 2013, fue del 69.86%, la más baja en los últimos 10 años, esto a pesar de contar con nuevo ministro, un presupuesto vigente alto en comparación a los últimos años (Q1,757.47 millones), con reestructura a lo interno que avizoraba algunos cambios que se esperaban fueran en beneficio de la población más necesitada del país. Lamentablemente ello no sucedió como lo demuestra la ejecución tan pírrica.

Iguamente se constata que en el Programa Apoyo para el Consumo de Alimentos, con 54.08% de ejcución, el MAGA no implento acciones para el fortalecimiento de dicha área, se priorizó los programas asistencialistas, tales como: Entrega de Alimentos por Acciones, Asistencia Alimentaria a la Población Vulnerable por Riesgo y Desatres, no así el programa Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina, con un presupuesto de Q180.51 millones pero con una ejecución del 13.19%.

El programa de Asistencia Financiera Rural a lo largo del año tuvo un recorte de Q192.18 millones quedando su asignación a finales de año con Q142.72 millones, derivado a dicho recorte pudo tener una ejecución del 88.37% de lo contrario su ejecución hubiera estado abajo del 50%. En este programa se encuentran el sub programa Bosques y Agua para la Concordia (pago a Ex Pac), que ejecutó su presupuesto en un 99.35%.

El FONTIERRAS, al igual que el MAGA a pesar de contar con un presupuesto de Q564.07 millones ejecutó Q180.73 que equivale al 32.04% de su presupuesto, los programas que se encuentran bajo su cartera no fueron ejecutados de acuerdo al POA 2013.

El FONTIERRAS continúo evidenciando gran debilidad en el tema del acceso a tierra vía compra, prueba de ello es que teniendo una asignación de Q7.5 millones únicamente ejecutó Q1.9 millones, con lo cual se adquirieron únicamente cuatro fincas de ocho programadas.

Con respecto al monitoreo presupuestario 2013 del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, se ha podido visualizar que ejecutó Q4,935.50 millones de los Q5,111.6 millones vigentes, 94.77% de ejecución.

La ejecución presupuestaria de dicho ministerio, no necesariamente se tradujo en la mejora de los servicios de salud y en cubrir las necesidades que continúa enfrentando la población guatemalteca.


INFORME ANUAL ENERO A DICIEMBRE 2013 Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, -MAGA-

Se evidencio que se realizaron reacomodos internos, traslados de recursos de un programa a otro y dicho ministerio dejo de ejecutar Q272.19 millones, los programas con fuertes recortes, fueron: Infraestructura en Salud con Q120.41 millones; Salud y Ambiente Q149.19 millones; Recuperación de la Salud Q17.34 millones y el Programa de Control de ITS, VIH/SIDA con Q29.92 millones, lo cual repercutió directamente en las acciones planificadas.

Además se aborda en el informe la ejecución que se efectúo en los diferentes programas del ministerio, evidenciando ejecuciones bajas en Infraestructura en Salud, en el programa de Reconstrucción N7 y en los subprogramas dirigidos a la prevención promoción de la salud, entre otros.

Una de las conclusiones indicadas en el presente análisis, es la preocupación de como el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, se debilita cada día más, no se visualiza el interés en poder fortalecer la institucionalidad de tan importante Ministerio. Insistimos que este debilitamiento, continua favoreciendo al sector privado de la salud y a las farmacéuticas, que día con día se enriquece, a costa de la población día con día se empobrece por los gastos que tienen que realizar, lo que no le permite a la población gozar de su derecho a la salud.

En el capítulo relacionado al monitoreo presupuestario que se realiza a los ocho Programas Dirigidos al Desarrollo de las Mujeres, al 31 de diciembre 2013, se ha podido verificar que la dinámica presupuestaria demuestra rasgos característicos de otros años; dichos programas en conjunto tuvieron un aumento de Q58.64 millones, el cual se refleja en el Programa de Prevención de la Mortalidad Materna y Neonatal del MSPAS, que representa el 78.74% del total de los programas por lo que tuvieron un presupuesto vigente de Q407.90 millones y una ejecución de 92.88%.

Además se pudo constatar por medio de la ejecución presupuestaria y el funcionamiento de los ocho Programas Dirigido al Desarrollo de las Mujeres, el desinterés del actual gobierno en fortalecer e implementar programas, proyectos coherentes a la Política Nacional de Promoción y Desarrollo Integral de las Mujeres y el Plan de Equidad de Oportunidades, que los mismos se vean reflejados, con sostenibilidad financiera.

Esperamos que los hallazgos que revela el presente estudio, sirvan de insumos a las organizaciones sociales, cooperación internacional, organismos del Estado, y a la sociedad en general.

Para descargar el documento completo presione aquí

informe Congcoop-1

 

Acudió al dejar hacer y dejar pasar.

Helmer Velásquez


A 20 meses de finalizar, la administración Pérez Molina languidece, horadando su rincón en la historia. Los porqués: se le fue el tiempo administrando oportunismo y apañando proyectos alejados de la probidad; entre ellos: “arrendamiento exprés” de la dársena de Puerto Quetzal a empresarios españoles, el recién descubierto arrendamiento de un predio del aeropuerto La Aurora; el primer contrato marcha, el segundo, ante la evidencia presentada porelPeriódico, se verán obligados a rescindir. Un rasgo particular de su gobierno, señor Pérez Molina, es magra calidad y sobreprecio de la obra pública, irregulares licitaciones y opacos contratos en compra de medicina, además de recurrentemente escasa en los hospitales públicos. Para cerrar, hay que señalar por abyecto, el gasto de Q120 millones en propaganda de la “obra pública”.


Otros signos: en dos años de gestión patriota la deuda pública se elevó en alrededor de Q15 mil millones. Cantidad que se prevé duplicará al final de su período. Esta deuda ya consume más del 20 por ciento de la recaudación tributaria y el 15 por ciento del Presupuesto Nacional anual. El desempleo creció y la pobreza en Alta Verapaz, departamento cundido de palma aceitera, –monocultivo que su gobierno privilegia– abate al 80 por ciento de su población. Q1,800 al mes es el promedio de más del 70 por ciento de la población activa, muy por debajo del salario mínimo. De la seguridad social no goza el 64 por ciento de la población ocupada; la microempresa, como usted sabe, absorbe al 71 por ciento de la población ocupada y, sin embargo, su gobierno ha privilegiado a la gran empresa extractiva. El desenfado es tal que 200 mil niños no se inscribieron en la escuela primaria, es decir, en su gobierno retrocedimos al nivel de matriculación de 2009. Una tragedia.


Para finalizar: su gestión “pro campesino” resultó un fracaso absoluto, el Ministerio de Agricultura, en plena campaña Hambre Cero, dejó de ejecutar en el 2013 Q500 millones, más, Q500 millones que dilapidó en la compra y distribución de fertilizantes químicos ¡Q1 mil millones! que hubiesen servido para dinamizar la economía campesina de una región completa del país. Deja su administración a los campesinos tan paupérrimos como estaban. Se rajó, General. Acudió como sus antecesores a dejar hacer y dejar pasar. Le recordaremos por la masacre de Totonicapán, uso excesivo de fuerza contra la protesta social y el 70 por ciento del territorio a merced de extorsionistas. Absurdo Gobierno del Cambio.

Para ver la edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace:

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140403/opinion/245244/

columna

 

 

 La Coordinación de ONG y Cooperativas, CONGCOOP, pone a su disposición el primer boletín institucional 2014, que en el análisis al presupuesto del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, MAGA enero- diciembre 2013, revela que el Gobierno de Otto Pérez priorizó el programa clientelar “Entrega de Fertilizantes” a los municipios de Jocotán, Chiquimula; El Estor, Izabal, y San Pedro La Laguna, Sololá, clasificados como Muy alta, alta y baja Prevalencia de desnutrición. Ese programa refleja la nula respuesta de esa institución a los pequeños agricultores que viven en condiciones de infra y subsistencia. 

La Ejecución Presupuestaria del MAGA enero- diciembre 2013, revela que ese Ministerio no reportó esfuerzo alguno en políticas de Desarrollo Rural. Por el contrario, el Gobierno del Partido Patriota únicamente ejecutó 69.86% de (Q1,757.47 millones), la inversión más baja durante la última década sin beneficio alguno para la población más necesitada del país.

El artículo del Instituto de Estudios Agrarios y Rurales, IDEAR, “Inversíon para la Agricultura” revela que el Estado debe resolver la baja asignación presupuestaria del MAGA para enfrentar la crisis alimentaria actual. De esa cuenta, propone formular políticas, leyes e inversiones que permitan generar condiciones favorables para los pequeños agricultores que viven en el área rural.

CONGCOOP rinde homenaje al trabajo y dedicación que el dirigente campesino Aniceto Montiel deja como legado para que las organizaciones civiles de Desarrollo podamos seguir en la búsqueda del buen vivir de las poblaciones excluídas y marginadas en el área rural.

El monitoreo a la Ejecución Presupuestaria del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, MSPAS, practicado el año pasado evidencia que el abandono de los servicios de salud afecta a los guatemaltecos más vulnerables. El reto del actual gobierno es avanzar hacia una atención de calidad, gratuita y universal que fortalezca la cobertura de los servicios de salud.

Esperamos que el contenido del presente boletín sirva de insumos a las organizaciones sociales, organismos de Estado y la Cooperación Internacional.

Para descargar el archivo en formato pdf presione aquí

boletin 1_marzo_2014

Instituto por la Democracia -ID- de la Coordinación de ONG y Cooperativas -CONGCOOP-

Laura Hurtado Paz y Paz, Consultora, Guatemala, Enero 2014

INTRODUCCIÓN 

El Acuerdo sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria (ASESA) –firmado en el marco del fin del conflicto armado en Guatemala en diciembre de 1996–, no llenó las expectativas del sector campesino ni de otros que buscaban que la estructura agraria se transformara profundamente, no sólo como acto de justicia hacia los sectores más excluidos y empobrecidos del campo, sino para viabilizar una etapa posterior de desarrollo rural, liberando así fuerzas productivas, sociales y culturales democratizadoras en el agro guatemalteco. No obstante, dicho acuerdo se firmó como el mejor acuerdo posible dada una determinada correlación de fuerzas entre los contendientes (el gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca) y recogiendo las principales demandas que el movimiento campesino organizado, la expresión organizada de los Pueblos Indígenas y los “Sectores Surgidos contra la Impunidad y la Violencia” habían expresado en la mesa de negociaciones. En las disposiciones de ese acuerdo debían desembocar, asimismo, las medidas impulsadas a partir de junio de 1994 para el reasentamiento de la población desarraigada por el conflicto armado. Otras medidas de protección a las tierras de comunidades indígenas y promoción de los derechos de los Pueblos Indígenas en materia agraria fueron plasmadas en el Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas.

Para descargar el archivo pdf presione aquí

LIBRO CONGCOOP-1