Quienes somos

1quienes-somos

CONGCOOP es una coordinadora que durante años se ha dedicado a promover propuestas de desarrollo.
Leer más...

Nuestro trabajo

2nuestro-trabajo

Nuestro rol de incidencia se fundamenta en dos ejes: producción intelectual y diálogo político.
Leer más...

Nuestros miembros

Nuestros miembros

La coordinadora CONGCOOP está integrada por las siguientes organizaciones:
Leer más...

Contáctenos

Contáctenos

Acérquenos sus observaciones, comentarios, sugerencias y/o estudios.
Leer más...

Proyección Congcoop

IDEAR
IPD
CE
OBSERVAR OBSERVAR

Contáctenos

PBX: (502) 2503-0600
FAX: (502) 2433-4779

Dirección:
2a calle 16-60, Zona 4 de Mixco, Residenciales Valle del Sol, Edificio Atanasio Tzul, 2do Nivel. Guatemala.

Estamos en Facebook

Su complemento: depurar el Congreso.

foto helmer

Helmer Velásquez

Este título que puede interpretarse como una contradicción, es más bien un acto de fe en las fórmulas que prevé la democracia para la expresión electoral ciudadana, así que asistir a las urnas y mostrar rechazo a las fórmulas Presidenciales y hastío al sistema político, anulando el voto, no debiese ser motivo de alarma, menos de señalamientos vacíos de que este voto no vale nada y que facilitará que ganen aquellos a quienes estamos repudiando. El valor político de esta expresión ciudadana reside en su legitimidad y en que envía un claro mensaje de rechazo a operadores y sistema político, cuestiona la legitimidad de ambos, es constatar, que uno es producto del otro, funcionan como elementos indisolubles y –en su caso– los candidatos Presidenciales son parte de esa imbricación podrida. Es sencillo: el voto nulo indica que la ciudadanía no avala lo que hoy sucede.

  

Ahora bien, en la coyuntura que vivimos existe la urgente necesidad de renovar en su totalidad –si fuese posible– la representación parlamentaria actual, esto previendo que el debate por la reforma del Estado “apenas empieza” y de seguir el curso actual, su desarrollo se dará dentro de los cánones de la legalidad vigente –no se ven rupturas en el horizonte inmediato– en tal sentido el parlamento se constituye en pieza clave para lograr aquellas reformas, por lo cual visto desde esta perspectiva, el voto hacia el parlamento se transforma en útil; con la ventaja política de que en esta lid encontramos candidatos que surgen de la dirigencia popular, representantes de pueblos indígenas, intelectuales de vena democrática, mujeres llegadas de la militancia feminista, estos –hombres y mujeres– en conjunto pueden marcar la diferencia y constituirse en los agentes políticos de la transformación, a partir de las pautas que marquen los movimientos sociales. Entonces, cruzar el voto: entre voto nulo en rechazo a las duplas Presidenciales y decantar nuestro voto útil, por candidatos al Congreso de la República surgidos de los movimientos sociales, es a nuestro juicio, un voto entre el presente oscuro y una previsión política de futuro.

 

Es decir, ejercer el voto nulo es un derecho ciudadano, amparado por la legalidad y la legitimidad democrática; en ese sentido tiene razón la Asamblea Social y Popular cuando llama al pueblo a votar nulo. Es un voto de castigo al sistema en su conjunto: político y económico. Este le ha fallado a las aspiraciones populares. Sin embargo, “dejar un pie” adentro del parlamento. Pronto demostrará su utilidad política.

 

Para ver la edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace:

http://elperiodico.com.gt/2015/09/03/opinion/el-voto-nulo-un-valor-democratico/

El voto_nulo

 

 

CONGCOOP en el Paro Nacional 27 de agosto 2015

congcoop 2

congcoop 5

congcoop 3

congcoop 1

CONGCOOP apoya el Paro Nacional del 27 de agosto de 2015

Paro Nacional_Asamblea_Social_y_Popular_20150827_JSente_01

Paro Nacional_Asamblea_Social_y_Popular_20150827_JSente_02

Paro Nacional_Asamblea_Social_y_Popular_20150827_JSente_03

El ejército jura lealtad.

foto helmer

Helmer Velásquez

Nadie lo duda, Pérez Molina se decidió por agudizar el conflicto. Seguramente inspirado en aquello de que la mejor defensa es el ataque. A la batalla solo le acompañan un Ejército Nacional: adormilado, aquejado de corrupción, sin más brillo que el de las botas y de muy triste figura. La milicia se decide por la penosa tarea de apañar los desmanes de “sus antiguos” bajo el argumento de garantizar la institucionalidad. Es esta la fuerza real con que cuenta Pérez Molina; en la segunda línea aparece un abigarrado grupo de descamisados que de un día para otro, se transformaron en adalides de esa institucionalidad que defienden los militares y el CACIF. Su propuesta no tiene –a mi juicio– sustento político se trata –más bien– de pepenar lo que sobra de los repartos del poder. Es un cuerpo social ahistórico sustentado en las arenas movedizas del presidencialismo. No encuentro otra explicación. Menos conociendo a algunos de sus –ahora– caudillos varios de aparente cepa insurgente.

Pérez Molina y sus adláteres están en un punto falso de la historia, su convocatoria a la turba, no es una novedad, ni lo inventaron ellos, y quizá –lamentablemente– no sean los últimos, ya los liberacionistas siempre que se presentían arrinconados por la razón social e histórica echaron mano de campesinos “liberacionistas” que machete en mano amedrentaban opositores. La más reciente turba, llegó de la mano de los “dirigentes políticos” del FRG, estos pese a los desmanes causados y la lamentable muerte del periodista Héctor Ramírez, no lograron ningún propósito político importante, más bien, recibieron un indignado rechazo social que en los años siguientes llevó a la extinción del partido. Pérez Molina correrá la misma suerte que el demente general Ríos Montt; sus turbas no pasarán y terminará sus días fugado o privado de libertad. Es claro que la rueda de la historia no se detendrá porque un General desde su laberinto así lo dispone. La sociedad y sus organizaciones deben rechazar esta declaratoria de guerra cuyo propósito es abortar la resistencia social y popular frente a la corrupción y el desgobierno militar.

No, no es en la Guatemala profunda en donde los fariseos de la política encontrarán apoyo, se equivoca Pérez y adláteres. Esa Guatemala está a la ofensiva, cuida sus bienes naturales, rechaza la política corrupta, busca justicia: no olvida ni perdona. Esa Guatemala multiétnica, campesina y popular lejos de consentir militares corruptos y genocidas, demanda renuncia, juicio y castigo a Tito Arias y su familia mafiosa.

Para ver la edición digital de El Periódico presione el siguiente enlace:

http://elperiodico.com.gt/2015/08/27/opinion/tito-declara-la-guerra-al-pueblo/

TITO

     Apoyamos el Paro Nacional 27 de agosto de 2015

Apoyamos paro_nacional


FIN DE UN CICLO DE CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD

I                 La Coordinación de ONG y Cooperativas, -CONGCOOP- con ocasión de la captura de la señora ex Vicepresidente Roxana Baldetti, se permite reiterar su firme convicción en que el sistema de justicia en Guatemala empieza a operar desde nuevos rumbos: Imparcialidad, Independencia y Objetividad, cuestión que reconocemos como un avance para la Democracia guatemalteca.

II               Consideramos que la captura de la señora ex Vicepresidente, y su posterior sometimiento a la justicia signifique el fin de un ciclo de corrupción e impunidad política en Guatemala. A partir de este suceso el Estado guatemalteco deberá iniciar un ciclo de gestión libre de ataduras mafiosas que hasta hoy drenan el escaso presupuesto público con grave impacto sobre los programas gubernamentales particularmente en aquellos vinculados con la política social.

III              Exhortamos a las organizaciones sociales a mantener el nivel de movilización y propuesta que han mantenido hasta hoy. La movilización social es el pivote fundamental para la reforma del Estado y la democratización del país. De manera particular apoyamos los esfuerzos de la Asamblea Social y Popular por instaurar un régimen de legalidad en el país.

IV              Según las declaraciones de la CICIG y el MP, que el señor Presidente de la República Otto Pérez Molina y su círculo presidencial está involucrado en la red de corrupción demandamos su renuncia inmediata.

Guatemala Agosto de 2015

otto perez